abril 29, 2011

Alecsa

Llegué a la dirección que me indicaron.
Era un barrio de clase media y ahora mismo estaba frente a una casa vieja.
La llovizna matinal se iba convirtiendo en una tormenta de medio día.
"Vamos Lita, ésto apenas empieza"
Pensé.
Decidí llamar a la puerta.
Nada.
Aguardé un momento.
-Dime-
La puerta se abrió y había ante mi una chica de unos 21 años con el cabello de una tonalidad naranja, rizado y enmarañado, un lunar falso a la Marylin, ataviada con una minifalda y medias de red, una blusa mal acomodada y fácilmente se podía notar que no llevaba sostén.
-¿Alecsa?-
Pregunté algo desconcertada.
Fijó en mi su mirada escrutadora y preguntó:
-Tu debes ser Lita ¿cierto?-
Asentí.
-¡Entra niña, que el agua te arruinará la carita!-

3 comentarios:

Blanca dijo...

:-)

Clementine Borderline dijo...

me interesa, me interesa.

Victòria dijo...

Me resulta, muy, muy familiar o: